info@bategaemocional.com
Tel. 655 151 465

Un no, siempre es un no.

Captura de pantalla 2017-09-19 a las 15.06.54

NO. Tan fácil decirlo en casa y tan difícil fuera. Tan fácil decírselo a papá y a mamá cuando me dicen que me ponga el pijama y tan difícil a Lucas que a cambio de darle mis cromos me deja ser su amigo. Tan fácil a mi hermana cuando quiere quitarme mi muñeca y tan difícil a mi tío Rodolfo cuando me sienta sobre sus piernas.

NO. Esa palabra que debería estar siempre en su bolsillo, a mano y accesible SIEMPRE. Hoy escribo sobre la importancia de conversar abiertamente sobre el derecho a su cuerpo, y de los límites hacia los cuerpos de los demás. Es muy importante que ellos sepan y sientan que su cuerpo es valioso y que son ellos quienes deciden sobre ellos mismos. Que su cuerpo va con un freno, un límite, un NO. Y eso, papás y mamás es SA-GRA-DO. Cuanto más cale este mensaje en casa, mejor.

Adaptando el lenguaje y los contenidos a la etapa de desarrollo de cada niño y niña, les ayudaremos a conocerse a sí mismos y a saber qué hay en su entorno. Aprovechad cualquier ocasión para hablar sobre el valor que tiene su cuerpo: cuando veamos alguna noticia en televisión que pueda invitar a abrir un diálogo, viendo una película, etc.
Y sí, cuanto antes mejor. De bebés cuando estemos bañando a nuestr@ hij@ o poniéndole crema, aprovecha para explicarle qué estás haciendo con su cuerpo y por qué lo estás haciendo. Enséñale a lavarse sus partes íntimas, a asearse después de usar el WC, para que sea él o ella misma quien se toque.

¿Cuántas veces nos sentimos ofendidos por que no dan un beso al abuelo al llegar? ¿O les obligamos para evitarnos sermones?
En lugar de ordenarle: “dale un beso”, por favor, tenlo en cuenta y pídele: ¿Quieres darle un beso? Ante ese NO, acepta que todo lo que vayas a decir a partir de eso pierde sentido.

NO FUERCES A TUS HIJOS A ABRAZAR, BESAR O SENTARSE EN LAS PIERNAS DE ALGUIEN. Sabías que más de la mitad de los casos de violencia sexual sobre menores suceden en el ámbito familiar o cercano. Y ahora yo te pregunto: ¿Tan importante es ese beso al abuelito?

Enséñales a decir NO, porque si ellos no deciden sobre su vida, otros lo harán.

Detrás del NO viven sueños, deseos y necesidades.

Responder

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

NEWSLETTER

Inscríbete a nuestro newsletter: